Un niño pide a Siri muchos globos y aparecen 15 repartidores de la aplicación de servicio a domicilio.

Esta es la preciosa historia de un niño de 5 años llamado Pablito. Los papás de Pablito como tantos otros se acomodan y le dejan el teléfono móvil para que juegue y deje de dar guerra.

 

En un momento del juego Pablo conectó a Siri y ésta le dijo: “Hola, ¿qué deseas?”




Pablito pensó lo que le podía pedir a esa voz misteriosa y dijo: “Deseo muchos globos”

Siri se puso manos a la obra y empezó a hacer muchos pedidos desde la app de servicio a domicilio Glovo. En unos minutos la casa de Pablito se lleno de repartidores de Glovo. Por suerte para el niño Siri acertó y cada repartidor llevaba en su interior un gran globo.




Al final Pablo acabó muy contento con muchos globos y su papá aprendió la lección de que no debe educar al niño cediéndole tantas horas el móvil. Desde ese día su papá sustituyo las horas de móvil por juegos en familia.

Suerte que no pidió un pez globo:

Comments

comments